7.18.2015

Historia real


Al principio de estar en Twitter, hace más de cinco años, no sé como ni a través de quién, tenía en mi TL a Ana H. Una gallega que nos explicaba (cuando podía y tenía ganas) su lucha diaria contra el cáncer.
Unas veces en tono jocoso, otras con resignación... pero siempre era amable con "todo el mundo".
Un día "alguien" en quien ella confiaba, cambió su avatar y escribió: "Esta noche nos ha dejado Ana".
Han pasado muchos años y aún la recuerdo.
Ésta por ejemplo es una de las razones que sigo en esta red social, por la gente que te marca de alguna manera, que te llega, que te "engancha".

6 comentaris:

Josep ha dit...

Esto mismo que explicas, también me ocurre a mi, no digo con frecuencia pero si bastantes veces.
Pienso que mi bloc es tan pequeño que casi no llega a ninguna parte, pero bueno, es una herramienta para ayudar si se puede. Hay momentos felices, pero muchas veces se pasa muy mal, porque llegas incluso a querer al niño o niña que se está muriendo. Y si llega este dia les guardo el bloc. Es un poco para no olvidalos nunca.
En esto, ha llegado al extremo de que una señora de Girona, "La Geni" se despidió de mi.
Moltes gràcies per tot, Glòria.
Salutacions.

joan gasull ha dit...

Les xarxes són per això si es fan servir per el que estan pensades.
El que podem deixar escrit sempre importarà a algú

Glòria ha dit...

Molt d'acord amb tots dos. Gràcies.

Joana ha dit...

Cert, ben cert.
De vegades, algunes d'aquestes persones marxen sense dir adéu, per cansament, per el que sigui, i les anyores, molt!

Glòria ha dit...

I de vegades si tens amics en comú, preguntes :
-)

Josep ha dit...

Moltes gràcies, Glòria per obri el teu bloc perquè em pogués expressar. I dir-li a la Joana que no és que és despedís de mi per que tenia ganes de deixar el bloc, que això és bastant normal. Es va acomiadar de mi perquè molt el seu pesar va deixar la vida.
I també saludar en Joan, i dir-li que té raó, en el que diu.

Molt agraït, Glòria.
Una abraçada.