7.30.2012

Amsterdam, viaje de ida y vuelta

¡Ojo lo que dan de sí unos pocos días en Amsterdam!
Una ciudad que nunca se me había pasado por la cabeza el ir, pero gracias a resultar agraciada en un sorteo, la he visitado.
He aprendido que el centro en comunicaciones es la "Central Station", desde allí te puedes mover a cualquier punto de la ciudad, me he hecho una experta en tranvías...
El idioma, un buen handicap, hablan "muuu raro", je je je, y como el inglés tampoco lo domino... Ahora, me dan un tiempo allí y mucho me extraña que no lo consiguiera. 
El no saber ninguno de los dos idiomas (uno menos que el otro) y la poca gente que he encontrado que chapurreara el castellano, no me han impedido el visitar museos como el Hermitage, el Van Gogh o la casa de Ana Frank. Dar un paseo por El Mercado de las Flores, donde entre tulipanes y girasoles te encuentras semillas de cannabis para sembrar (Amsterdam huele a hierba). O darme un garbeo por el Barrio Rojo, un barrio donde las señoritas de moral distraída se exhiben en aparadores como si fuera género en la carnicería, buena carne sí que hay...
¿La gastronomía de Amsterdam? Pues parece que no comen muy bien, pero les sienta de maravilla por los cuerpos que se ven por la calle. Yo me curé en salud: Quebabs, Argentinos, Italianos... vaya, que no he pasado gana.
Amsterdam sostenible, una ciudad donde es más probable que te atropelle una bicicleta que un coche, o que choquen dos embarcaciones o dos bicicletas que dos coches (fui testigo de las tres cosas) ¡Un master en puentes y canales he hecho!
Y que has de salir de casa preparada con paraguas, chaqueta y zapatos cerrados aunque veas sol, puedes llegar ligeramente mojada o empapada com fue el caso de ayer noche.
Un dato importante, parece que a la ciudad no ha llegado la crisis, apreciable por diferentes y claros signos, pero uno especialmente me llamó la atención, la generosa propina que dejan a los músicos, mimos y demás artistas de calle que intentan ganarse la vida de alguna manera.
En fin, una experiencia muy rica y positiva en una ciudad respetuosa con el Medio Ambiente y donde hay algo más, mucho más, que sexo, drogas y rock and roll.
El alojamiento, una pasada, por tener en la habitación tenía hasta plancha, pero comprenderéis que estos días la Glorieta... ¡No ha estado para planchas!

4 comentaris:

joan gasull ha dit...

veig que sense paraules també es pot anar pel mon.....una bona sortida a una ciutat que també em va agradar.

Glòria ha dit...

Doncs sí, alguna vegada per signes, altres senyalant l'escrit al paper i alguna, poques, del petit vocabulari en anglès;-)Xula!

Joana ha dit...

Amb lo expressiva que tu ets, no et cal gaire més!
A mi m'agradaria anar, però haurem d'esperar una mica.
Benvinguda.

Glòria ha dit...

Qui sap Joana un dia... A mi m'ha arribat així. Moltes gràcies per la benvinguda :-)