10.10.2009

La dona perfecta?

L'Arare, avui m'ha enviat un correu amb aquest material, no m'he pogut estar de publicar-ho al bloc... Tela!
No tocaré ni una coma...

" Extraido de un libro sobre Economía del Hogar, de "Sección Femenina" de la Falange Española y de las JONS- editado en 1958

Ten preparada una comida deliciosa para cuando él regrese del trabajo; especialmente, su plato favorito. Ofrécete a quitarle los zapatos. Habla en tono bajo, relajado y placentero. Prepárate, retoca tu maquillaje, coloca una cinta en tu cabello; hazte un poco más interesante para él.
Su duro día de trabajo quizá necesite de un poco de ánimo, y uno de tus deberes es proporcionárselo.
Durante los días más fríos deberías preparar y encender un fuego en la chimenea para que él se relaje frente a ella; después de todo, preocuparse por su comodidad te proporcionará una satisfacción personal inmensa.
Minimiza cualquier ruido, en el momento de su llegada, elimina zumbidos de lavadora o aspirador. Salúdale con cálida sonrisa y demuéstrale tu deseo de complacerle. Escúchale, déjale hablar primero, recuerda que sus temas de conversación son más importantes que los tuyos.
Nunca te quejes si llega tarde, o si sale a cenar o a otros lugares de diversión sin ti. Intenta, en cambio, comprender su mundo de tensión y sus necesidades reales. Haz que se sienta a gusto, que repose en un sillón cómodo o que se acueste en la recámara. Ten preparada una bebida fría o caliente para él.
No le pidas explicaciones acerca de sus acciones o cuestiones su juicio o integridad. Recuerda que es el amo de la casa.
Anima a tu marido a poner en práctica sus aficiones e intereses y sírvele de apoyo sin ser excesivamente insistente. Si tú tienes alguna afición, intenta no aburrirle, hablándole de ésta, ya que los intereses de las mujeres son triviales comparados con los de los hombres.
Al final de la tarde, limpia la casa, para que esté limpia de nuevo por la mañana.
Prevé las necesidades que tendrá a la hora del desayuno. El desayuno es vital para tu marido si debe enfrontarse al mundo exterior con talante positivo.
Una vez que ambos os hayáis retirado a la habitación, prepárate para la cama lo antes posible, teniendo en cuenta que, aunque la higiene femenina es de máxima importancia, tu marido no quiere esperar para ir al baño. Recuerda que debes tener un aspecto inmejorable para la hora de ir a la cama. Si debes aplicarte crema facial o rulos para el cabello, espera hasta que él esté dormido, ya que eso podría resultar chocante para un hombre a última hora de la noche.
En cuanto respecta a la posibilidad de relaciones íntimas con tu marido, es importante recordar tus obligaciones matrimoniales: si él siente la necesidad de dormir, que sea así no le presiones o estimules la intimidad. Si tu marido sugiere la unión, entonces accede humildemente, teniendo siempre en cuenta que su satisfacción es más improtante que la de la mujer. Cuando alcance el momento culminante, un pequeño gemido por tu parte es suficiente para indicar cualquier goce que hayas podido experimentar. Si tu marido te pidiera prácticas sexuales inusuales, sé obediente y no te quejes.
Es probable que tu marido caiga entonce sen un sueño profundo; así que acomódate la ropa, refréscate y aplícate crema facial para la noche y tus productos para el cabello.
Puedes entonces ajustar el despertador para levantarte un poco antes que él por la mañana, esto te permitirá tener lista una taza de café para cuando despierte."

Amén!!!
Sembla "Los consejos de la señorita Francis"


9 comentaris:

GAIA ha dit...

Ja me l'havien passat pel correu. Quan el vaig llegir per primer cop estava amb la meva filla i va al·lucinar de com s'havia de comportar una dona en les anys 50 per ser una bona esposa.
El canvi que ha aconseguit la dona és molt gros. Hem assolit llibertat, independència, revelació... i hem pogut demostrar com hem guanyat un nou lloc a la societat, nous rols i obligacions

Glòria ha dit...

Suposo que la mateixa persona...
Els meus fills també l'han llegit i deien: ala!!!
Jo encara m'enecordo d'un llibre de text que ens ensenyava coses d'aquestes.

Striper ha dit...

I tot aixo es reflexava a la societat mira aixo;

http://www.youtube.com/watch?v=WEbqyqyi2yA

TERESA ha dit...

Jo segur que no devia ser cap ganga, ja que res de aixo feia ni tenia ganes;ademes la mare del meu s'aixecabe per escalfar.li la llet a les 6 del matí...jaja, va deixar de pendre llet per el mati(volia ferme sentir culpable)despres de 20 anys sabia fer totes les coses de la casa millor que jo

Glòria ha dit...

Què fort, striper!
Teresa, així li va anar, oi?

garbi24 ha dit...

Es una especie que ja s'ha quasi extingit...tot i que en queden alguns exemplars de molta edat, això si.
No crec que els homes fossin tan feliços com ens pensem vivin en una dictadura familiar.

Glòria ha dit...

Ve't a saber, Joan!!!

pepi ha dit...

Que vidorra llevaban algunos hombres. Me parece que todabia alguno disfruta de esa posición.
Me parece lamentable!

Glòria ha dit...

Sí, haberlos, haylos...
Bones, Pepi.